El mejor tratamiento para la enfermedad celíaca: tener una buena alimentación

Cuando se es diagnosticado como celíaco, la buena alimentación se vuelve unos de los tratamientos fundamentales. La enfermedad celíaca es una enfermedad crónica, controlable con la dieta, en la que la fracción proteica del gluten (Gliadina) lesiona la mucosa del intestino delgado, que a su vez altera la absorción de nutrientes.

 

El único tratamiento para la enfermedad celíaca es llevar una dieta sin gluten. Si no se consume gluten, el intestino delgado sanará. De lo contrario el gluten seguirá dañando el intestino delgado. Pero, ¿Cómo llevar una dieta sin gluten, si casi todo lleva esta proteína?

 

La Nutricionista Francia Espinoza, Encargada de Alimentación y Nutrición de la Unidad Hospitalizados de Clínica Andes Salud Chillán, ayudará a aclarar la mejor dieta que puede llevar un celíaco.

 

Síntomas y diagnóstico

 

Antes de ser diagnosticado/a se pueden presentar los siguientes síntomas; dolor abdominal, diarrea, náuseas, pérdida de peso acelerada, fatiga, anemia, osteopenia, problemas dentales, factor genético, entre otros. La profesional aclara, “es importante mencionar que cercano al 20% de las personas no presentan síntomas. Sin embargo, para poder diagnosticar en algunos casos se precisa con anticuerpos específicos IgA Total + Transglutaminasa tisular (IgA – TTG) y a través de endoscopía – biopsia”.

 

“Se sugiere mantener una dieta con gluten al menos 6 semanas antes de cualquier prueba. Es importante destacar que este diagnóstico debe ser realizado por un especialista (gastroenterólogo y equipo médico) ya que el daño intestinal puede ser provocado por otras patologías como enteritis linfocítica, H. pylori o Enfermedad de Crohn, es trascendental que estas sean descartadas previamente con más de una biopsia”, señala.

 

Tratamiento

 

La nutricionista comenta que el paciente debe llevar una alimentación exenta de gluten en conjunto a control con médico y nutricionista de forma periódica, con el objetivo de mantener un estado nutricional normal, prevenir posibles deficiencias (anemia u ostepenia) a través de una alimentación equilibrada y evaluación de suplementos en caso de ser necesario.

 

“Lo más importante en esta etapa es la educación alimentaria ya que aproximadamente el 70% de los productos manufacturados contienen gluten, segundo identificar en que alimentos se encuentra para evitar su consumo y aprender a leer el etiquetado nutricional con el objetivo de prevenir contaminación cruzada”.

 

Qué alimentos contienen gluten

 

“El gluten está presente en todos los productos elaborados a partir del trigo, cebada, centeno y avena, por tanto, en sus subproductos (harinas, sémolas, semolinas, almidones y proteínas, entre otros), como son las pastas, el pan, los pasteles y galletas. Por sus propiedades, también se encuentra muchas veces en productos como embutidos y derivados cárnicos, salsas, aperitivos, golosinas, comidas preparadas, e incluso, en ciertos medicamentos como excipientes”.

 

Dieta libre de gluten

 

Según la profesional “La Dieta Libre de Gluten (DLG) incluye una gran variedad de productos que permiten al celíaco tener una alimentación saludable y variada. Se basa, fundamentalmente, en alimentos naturales y frescos, que no contienen esta proteína, tales como: carne (vacuno, pollo, pavo), huevo, leche, pescados, legumbres, frutas y verduras. También cereales sin gluten, como avena certificada sin gluten, el maíz o arroz (Harina de arroz, harina de mandioca, harina de quínoa, harina de maíz, Polenta, chuchoca, Chuño o almidón de papa, harina de linaza o legumbres)”.

 

La persona sólo puede consumir alimentos si estos han sido analizados en un laboratorio independiente a la empresa que los produce. Se sugiere seleccionar los alimentos que se encuentran en los listados de la Fundación Convivir. Todos estos alimentos están testeados analíticamente en laboratorios reconocidos y demuestran su condición de libre de gluten para un contenido de 3 ppm.

Alimentos permitidos:

  • Pescados, carnes, huevos y leguminosas secas: 1 porción al almuerzo y cena. De preferencia carnes magras, y al menos 1 vez a la semana comer legumbres.
  • Lácteos: 3 porciones al día. De preferencia, variedades semidescremadas o descremadas.
  • Cereales sin gluten, papas y leguminosas frescas: 1 porción en las cuatro comidas. De preferencia, variedades integrales.
  • Frutas y verduras: consumir 5 porciones al día, pueden ser 3 frutas y 2 ensaladas.
  • Agua e infusiones: beber al menos 6 vasos grandes diarios.
  • Azúcares: consumir alimentos dulces sólo en forma ocasional. La moderación en el consumo de éstos le ayudará a mantenerse saludable.
  • Grasas, aceites y semillas: se recomienda 1 porción (4 cucharaditas de té) repartida en las comidas del día. Aliñar ensaladas de preferencia con aceites de oliva extra virgen.

 

Nueva Ley Celiaca

 

Recientemente el 7 de julio 2021 la Cámara de Diputados, despachó a ley el proyecto que modifica la Ley Nº 20.606 del etiquetado nutricional de los alimentos y la Ley N°19.886.

La nueva «ley celiaca» tiene como objetivo principal transparentar la oferta de productos alimenticios sin gluten para quienes padecen esta enfermedad que afecta a cerca de 200 mil personas en el país. Especialistas del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile analizan este nuevo marco normativo que ayudará a esta población a adherir mejor a sus tratamientos y significará una importante transformación en la industria.

 

 

Receta libre de gluten

Tartaleta de Verduras

 

Ingredientes:

 Ingredientes para la masa de tartaleta:

  • 100 grs. de almidón de maíz o mezcla de 3 harinas sin gluten.
  • 40 grs. de mantequilla o margarina a temperatura ambiente (certificada).
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado (certificado).
  • 1 yema.
  • Agua fría, lo necesario si hace falta.
  • 1 cucharada de chuño o almidón de papa.
  • 1 cucharadita de sal.

Para el relleno:

  • 1 zapallito italiano.
  • 1 berenjena.
  • 200 grs. de champiñones.
  • 1 pimentón rojo.
  • 3 tomates.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cebolla picada a pluma.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 taza de crema.
  • 2 huevos.
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Un ramito de perejil.
  • Sal y pimienta.

Preparación 

Para la masa:

Sobre una superficie de trabajo, hacer una corona con la maicena, añadir la mantequilla y desmigajar.

Agregar el queso rallado y la sal.

Unir junto con la yema, el agua y el chuño.

Unir bien ayudándose con las manos. Formar una bola con la masa, y guardarlas en el refrigerador por 30 minutos mínimos envuelto en plástico.

Precalentar el horno. Luego estirar la masa y forrar un molde de tarta de 23 cm. Previamente enmantequillado o unos moldes individuales. Con un tenedor pinchar la masa para que no suba. Hornear por 10 minutos.

 

Para el relleno:

Saltear en aceite de oliva la cebolla cortada a pluma, la berenjena pelada y cortada en palitos, el zapallito italiano con cáscara cortado en palitos y el pimentón rojo.

Saltear los ajos y agregar los champiñones.

Pelar los tomates y agregarlos con su jugo a la mezcla de verduras. Agregar la hoja de laurel, sal y pimienta y dejar cocinar durante 10 minutos.

Una vez cocidas las verduras agregar los champiñones a la preparación. Eliminar el jugo para que la masa no se humedezca.

Mezclar los huevos con la crema y la mitad del queso rallado.

Rellenar la tartaleta con las verduras y vaciar la preparación de huevos encima.

Espolvorear con el resto del queso rallado, el perejil y hornear por 20 minutos aproximadamente. Hasta que quede bien dorado.