¿CÓMO RETOMAR LA ACTIVIDAD FÍSICA EN VERANO?

El verano comenzó y seguramente estás pensando en retomar la actividad física que dejaste de lado durante los meses de invierno. Claro está que las temperaturas más cálidas, nos invitan a dejar la comodidad y volver a practicar ese deporte que tanto nos apasiona o simplemente a retomar los ejercicios, tanto en el gimnasio como al aire libre.

 

No hay duda de que los beneficios son muchos. Por eso, la Dra. Natalia Cifuentes, traumatóloga de Clínica Andes Salud Chillán, entregó una serie de recomendaciones para que esta vuelta al deporte sea de la mejor forma:

  • Iniciar la práctica con ejercicios de elongación y precalentamiento, lo que permite activar la musculatura y evitar lesiones durante la práctica del deporte elegido.
  • Al término del entrenamiento ir disminuyendo paulatinamente la intensidad del ejercicio para finalizar con ejercicios de elongación y flexibilidad.
  • Las personas con patologías crónicas como hipertensión arterial, cardiacas, diabetes o alto grado de sobrepeso idealmente deben ser evaluados por su médico para realizar un chequeo previo y tener una guía sobre qué deporte sería el más adecuado y beneficioso de acuerdo a su capacidad física.
  • Si ha pasado mucho tiempo que no se realiza actividad física o se pretende practicar un nuevo deporte; está debe ser idealmente guiada por una persona conocedora del tema como un profesor de educación física, kinesiólogo o entrenador personal que observe y corrija posturas al realizar el mismo, así como una adecuada implementación para su práctica.
  • Privilegiar los horarios de menor intensidad de calor; temprano durante la mañana o al caer la tarde, manteniendo una adecuada alimentación e hidratación antes, durante y después del ejercicio.
  • Utilizar protector solar, ropas livianas que permitan una adecuada pérdida de calor y protección, así también un calzado acorde al deporte a realizar y el terreno en que se hará; por ejemplo, últimamente en mi trabajo en el Servicio de Urgencia he visto un aumento de lesiones por práctica de fútbol en cancha sintética con calzado inadecuado que se engancha y termina en lesiones de tobillo y pie especialmente.

 

 

Cabe señalar que entre los principales beneficios de realizar alguna actividad física están:

  • Fortalecer el sistema inmune.
  • Mejora la función del aparato cardiovascular.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Permite una mayor movilidad de articulaciones, músculos y tendones, minimizando la posibilidad de lesiones al mejorar la coordinación, propiocepción (sentido que nos proporciona la capacidad de detectar el movimiento y la posición de las articulaciones) y tono muscular.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Mejora el control de hipertensión arterial, diabetes y peso.
  • Promueve la fijación de calcio en el hueso evitando la osteoporosis y pérdida de masa muscular.
  • Libera endorfinas que producen una sensación de bienestar, disminuyendo la ansiedad y el estrés.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que el ejercicio sea beneficioso a la salud se debe realizar, al menos, tres veces a la semana por 45 minutos.

Poco a poco para evitar lesiones

Según la Dra. Cifuentes, la actividad física se debe retomar de forma progresiva, más aún, si se ha estado meses sin entrenar, con tiempos acotados e intensidad moderada e ir progresivamente aumentando su exigencia y tiempo de entrenamiento, a medida que pasan los días; organizando la práctica deportiva, fijándose metas alcanzables y no sobreexigirse, manifestó, ya que existen lesiones por sobreúso que se producen al sobreexigir la musculatura no preparada para la forma e intensidad de ejercicio que se realiza. En ese sentido, debemos ser responsables y comenzar gradualmente, con el objetivo de no presentar lesiones músculo-esqueléticas, en su gran mayoría evitables, con un manejo y desarrollo proporcional del ejercicio a la capacidad de cada persona.

¿Cuándo consultar con un traumatólogo?

La Dra. Cifuentes indicó que se debe consultar al especialista en caso de presentar dolor agudo durante la práctica deportiva, alguna molestia progresiva posterior al ejercicio o alguna dolencia que no cede con el paso de los días.

“Realizar ejercicios no debería considerarse como un medio para alcanzar resultados desde el punto de vista estético, sino que como un aspecto fundamental para mantener una buena calidad de vida y salud. Por eso hago un llamado a mantener la práctica de actividad física durante todo el año eligiendo una disciplina, ya sea individual o de equipo, que nos guste y resulte cómoda de practicar, así como no olvidar las medidas de protección y distanciamiento para la prevención del COVID-19 ya por todos conocidas”.