Virus del Papiloma Humano: juntos podemos prevenir su contagio

El 4 de marzo la Sociedad Internacional de Virus del Papiloma conmemora el Día Internacional de Concienciación sobre el Virus del Papiloma Humano, con la finalidad de concientizar y sensibilizar a la población acerca del riesgo potencial de padecer esta enfermedad de transmisión sexual, tanto en hombres y mujeres. Según la Organización Panamericana de la Salud, se estima que el 90% de la población mundial será infectada por este virus, mientras en nuestro país, el Ministerio de Salud informó que en 2018 el cáncer de cuello uterino, causado por este virus, representó el 6,6% de todos los casos nuevos de cáncer, el tercer tipo más frecuente en incidencia y sexto en mortalidad.

 

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección viral que se propaga a principalmente a través del contacto sexual con una persona infectada, causando verrugas que pueden crecer en la piel o membranas mucosas. Existen más de 100 variedades de VPH, y si bien algunas pueden causar verrugas, cerca de 40 pueden provocar diferentes tipos de cáncer en el tracto genital, siendo los que presentan mayor prevalencia el de cuello del útero, ano, pene, vagina y vulva. Otro que presenta una alta prevalencia es el de garganta (orofaringe).

 

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

 

La mayoría de las personas que tienen un tipo de papiloma humano no presentan señales de la infección sino hasta que ya ha causado graves problemas de salud, es por eso que los chequeos regulares son tan importantes. Aunque no existen pruebas específicas para detectar el VPH, las mujeres pueden enterarse de que tienen el VPH cuando obtienen un resultado anormal en el Papanicolau, aún cuando también se sospecha que ha ocurrido una infección al presentarse verrugas en la piel. “La tasa de infección por VPH en población sexualmente activa no vacunada es alta, pero la infección persistente en el tiempo por un VPH de alto riesgo es el que en definitiva puede provocar una lesión precancerosa de alto riesgo. Sin PAP y PCR HPV en esta población hace imposible la detección de estas lesiones que son asintomáticas y pueden desarrollar un cáncer invasor”, explicó el ginecólogo oncólogo de Clínica Andes Salud Puerto Montt, doctor Enrique Siebald.

 

Tratamiento y prevención del VPH

 

Si bien actualmente el Virus del Papiloma Humano no puede tratarse, existen medicamentos y procedimientos indicados para tratar las verrugas y otros síntomas de la infección. En relación a los tratamientos preventivos, nuestro país ha avanzado significativamente a través de la vacunación contra el VPH a niños y niñas desde el año 2014, con un esquema de inoculación en el que se aplica una primera dosis en 4° básico y una segunda y última en 5° básico. La elección del momento no fue al azar, pues la comunidad científica ha concluido que mientras más temprano se refuerce el sistema inmune, se responderá mejor ante el riesgo de contagio, lo que va en línea con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La incorporación de los varones, que se dio en “es importante, pues nos acercamos así a una cobertura del 100% de la población objetivo y prevenimos contagios, pues los varones pueden transmitir la infección, además de desarrollar verrugas genitales e incluso cánceres mediados por VPH”, finalizó el Ginecólogo Oncólogo de Clínica Andes Salud Puerto Montt, doctor Enrique Siebald.

 

Aún así, la vacuna puede ser aplicada en niñas y jóvenes mayores, pero siempre se aconseja que se haga antes del inicio de su vida sexual activa.