VER BIEN PARA VIVIR MEJOR

Mantener una buena salud ocular es fundamental en todos los aspectos y actividades de nuestra vida. Los ojos son la base del sentido de la vista y uno de los órganos más complejos y delicados de nuestro cuerpo. De hecho, es el sentido más desarrollado, ya que el 80% de la información que nuestro cerebro recibe es visual.

Por tal razón, es importante realizarse controles periódicos para prevenir la aparición de diversas patologías o si ya están presentes, saber llevarlas de la mejor manera.

Al respecto, las enfermedades del aparato visual constituyen un motivo frecuente de morbilidad. A nivel mundial, las principales causas de disminución de la agudeza visual en la edad adulta son las cataratas, glaucoma y la retinopatía diabética. A lo anterior, es preciso mencionar otras patologías que si bien no son causa de pérdida visual, sí son motivo de consulta frecuente: síndrome de ojo seco, blefaritis, cuerpos extraños corneales y trastornos de la refracción.

Ahora, si hablamos de la edad pediátrica dentro de las causas más frecuentes de disminución de la agudeza visual en nuestro medio, se encuentran la discapacidad visual cerebral, las malformaciones del nervio óptico y el estrabismo.

 

SÍNTOMAS A CONSIDERAR

Entre los síntomas que deben alertarnos para acudir con un especialista están: dolor ocular, disminución de la agudeza visual y ojo rojo. Sin embargo, muchas veces, estas enfermedades cursan por un largo período de manera asintomática y es por eso que una evaluación regular es de suma importancia. Por tal motivo, en pacientes diabéticos, por ejemplo, hay que realizar una evaluación con fondo de ojos una vez al año para poder detectar precozmente la aparición de signos y poder ofrecer un tratamiento oportuno.

En los niños, en los controles realizados por pediatras y/o médicos generales, uno de los aspectos que deben ser evaluados es el desarrollo visual y ante alguna duda son derivados a evaluación oftalmológica. No obstante lo anterior, todo niño debía contar con una evaluación oftalmológica antes de los 4 años de edad.

 

RECOMENDACIONES

En el contexto actual es muy importante regular el trabajo de cerca y el uso de pantallas en nuestra población en edad pediátrica. Está demostrado que dichas actividades asociadas a una disminución de actividades al aire libre son un factor de riesgo para el desarrollo y progresión de miopía.

Por eso, cuidar nuestra salud ocular es una forma de hacernos conscientes de lo importante que es para llevar una mejor calidad de vida. En Clínica Andes Salud Chillán contamos con un equipo profesional y humano altamente calificado, así como con tecnología de vanguardia para que su control o tratamiento sea lo más cómodo y adecuado posible.

 

Dr. Eliecer Pérez, Oftalmólogo

Clínica Andes Salud Chillán