VASECTOMÍA: UNA SEGURA FORMA PARA CONTROLAR LA FERTILIDAD Y NATALIDAD

Tradicionalmente ha sido la mujer la encargada del control de la fertilidad y la planificación familiar, lo que sin duda ha cambiado, desde los albores del siglo XXI. Hoy el hombre es tan responsable como la mujer. Por eso la alternativa de la vasectomía se ha transformado en una manera eficiente de equilibrar los roles, siendo actualmente el mejor sistema anticonceptivo masculino.

Pero ¿qué es? Una cirugía de esterilización masculina, que consiste en cortar el conducto que sale de cada uno de los testículos, por donde viajan los espermatozoides del hombre. Estos conductos se llaman “conductos deferentes”, es 1 por cada testículo. Para lograr esto, hay varias técnicas quirúrgicas, todas mínimamente invasivas, que tienen una efectividad del 99% a los 3 meses, en lograr esterilidad completa.

En relación a cuándo es recomendable hacérsela, la verdad es que no hay un tiempo o edad definida. “Lo que yo le digo a mis pacientes, es que debe ser una decisión firme y definitiva del hombre respecto a no querer tener más hijos, con la madurez ya formada para poder entender lo que esto implica, en el contexto de una decisión responsable personal o tomada en pareja.”, comenta el Dr. Gonzalo Irusta, urólogo de Clínica Andes Salud Chillán.

Antes de realizarla, se efectúan exámenes preoperatorios básicos de sangre, no requiere ninguna preparación especial, sólo el ayuno propio de cualquier intervención. Se realiza en forma ambulatoria, pudiendo el paciente retornar a su domicilio una vez recuperado de la anestesia y descartada cualquier complicación postoperatoria inmediata.

¿Cuáles son los cuidados y recomendaciones tras  la  vasectomía?

  • 48 horas de reposo en domicilio.
  • Abstinencia sexual por 15 días.
  • Mantener el método anticonceptivo que esté utilizando la pareja, por los 3 primeros meses.
  • Luego de esos 3 meses, hacerse un Espermiograma (análisis del semen en fresco), para asegurar que ya existe Azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen), confirmándose así la condición definitiva de esterilidad masculina.
  • Si el hombre no tiene pareja estable, seguir usando condón para evitar el contagio de cualquier enfermedad, ya que la vasectomía no previene enfermedades de transmisión sexual.
  • Es una técnica segura con una tasa de fallo de 0.01%, con mínima incidencia de complicaciones, como hematomas, infecciones postoperatorias, hemorragias de importancia o dolor crónico, en sólo alrededor del 1% de los pacientes operados.

Vida sexual normal

Cabe señalar que la realización de la vasectomía no influye en la vida sexual. Es común que se hable de una serie de mitos al respecto, pero es preciso dejar en claro que:

  • No altera la calidad de la erección, no altera la longitud del pene, no achica los testículos.
  • No aumenta el riesgo de cáncer de próstata ni de cáncer de testículos.
  • No altera la producción de hormonas masculinas.
  • El hombre experimenta el mismo orgasmo de siempre, y eyacula la misma cantidad de semen de siempre y con el mismo aspecto.

¿Es posible revertirla?

Sí, mediante una microcirugía denominada Vaso-vasostomía, la cual por ahora sólo es factible realizarla en centros especializados de Santiago, con una tasa de efectividad de reversión cercana al 85%.

Vasectomía en nuestra clínica

En Clínica Andes Salud Chillán contamos con un equipo de 5 urólogos, todos capacitados en evaluar cada caso, resolver sus dudas y ejecutar esta cirugía.

Al respecto, la clínica cuenta con distintos programas paquetizados, tanto para pacientes Fonasa como Isapre, para poder lograr mayor accesibilidad para esta intervención quirúrgica.

Consulte con el equipo de Urólogos de Clínica Andes Salud Chillán, todos están altamente calificados para poder ofrecer esta cirugía con altos estándares de seguridad y satisfacción.

Dr. Gonzalo Irusta Pineda, Urólogo

Clínica Andes Salud Chillán

600 401 2500