Unidad de Recién Nacidos: Profesionalismo, experiencia y calidez para el nacimiento de una nueva vida

Uno de los momentos más esperados en toda familia es el nacimiento de los hijos. Hay alegría, pero también preocupación porque todo el proceso del embarazo y parto salgan bien.

En la Unidad de Recién Nacidos de Clínica Andes Salud Chillán están conscientes de eso y por lo mismo cuentan con  infraestructura adecuada,  personal capacitado (6 matronas, 4 Tens, pediatras, nutricionistas, fonoaudiólogas, kinesiólogos, etc.), y un vínculo cálido no solo con la embarazada, sino que, con toda su familia, acompañando en todo momento cada una de las etapas del embarazo.

APEGO TEMPRANO

Para Carolina Erazo, matrona coordinadora de la Unidad de Recién Nacidos, es fundamental una atención previa al nacimiento del bebé, a través de talleres prenatales para preparar el nacimiento, en temas como lactancia materna, muda, aseo del cordón umbilical, entre otros, los cuales han tenido que readaptarse debido a la pandemia, y se han dado por las plataformas virtuales. “Un punto que es importante destacar es que el equipo profesional que acompaña a cada paciente es siempre el mismo, desde que ingresa la mamá hasta que es dada de alta junto a su hijo, lo que brinda seguridad y atención personalizada”, destaca la profesional, quien asevera que el gran objetivo de la clínica es dar respuesta a los requerimientos de la maternidad actual, donde el apego entre el recién nacido y su madre es clave. “Desde hace 2 años que estamos dándole mucho énfasis al apego y al vínculo temprano de la madre con el hijo, independiente del tipo de parto (natural o cesárea). Esto implica que, al nacer, el bebé no es separado de la mamá, sino que es ubicado directamente en su pecho para tener contacto piel con piel. Se corta tardíamente el cordón para que el bebé tenga más nutrientes y pueda evitar complicaciones como la anemia. Sentimos que es algo fundamental para que la mamá tome más conciencia del proceso, así como para hacer más partícipe a la familia”.

ACOMPAÑAMIENTO PROFESIONAL

Carolina está convencida de que ningún parto es igual a otro. “Por eso una se siente agradecida de ser parte de un proceso tan lindo, porque para la familia es un evento muy importante, marca un hito inolvidable, así como también se siente la responsabilidad porque a través de nuestro trabajo podemos brindar los mejores recuerdos de esa experiencia. Es importante ser cuidadosa y respetuosa, por lo que hay que valorar que somos las primeras profesionales que tomamos contacto con el bebé, lo cual es muy significativo”, señaló la matrona.

Finalmente, se hace la invitación a las mujeres que pronto serán madres, a confiar en Clínica Andes Salud Chillán, “ya que somos una clínica acreditada, nos guiamos por las normativas vigentes y mantenemos altos estándares de seguridad y calidad en la atención”, puntualizó.

SELLO DIFERENCIADOR

 La subgerente de enfermería, Daniela San Martín, enfatizó que la clínica cuenta con todos los equipos tecnológicos necesarios para un buen parto. “Luego del periodo del apego entre mamá e hijo, importante para el neurodesarrollo, tenemos un moderno equipamiento como cunas de calor radiante, incubadoras y el único resucitador neonatal a nivel privado en la Región de Ñuble, para realizarle todos los cuidados inmediatos al bebé, lo que se suma, además, al aseo del cordón umbilical, muda, exámenes de sangre, entre otros procedimientos”, afirma San Martín, quien agrega que en todo momento el recién nacido está en constante evaluación diaria tanto por la matrona como por el médico pediatra.

Para esta profesional, la clínica además de fomentar el apego y la lactancia materna se preocupa de orientar y capacitar a las mamás sobre cuáles son los cambios fisiológicos normales del recién nacido y si es necesario consultar con el pediatra tratante.

PLAN MAMÁ

Está dirigido a las mamás que tendrán a su bebé en parto normal o cesárea, con el objetivo de acompañar a los padres desde el embarazo hasta los dos años de vida del hijo o hija, entregando atención de profesionales para todos los cuidados de pre y posparto, además de beneficios exclusivos tanto en la clínica como en comercios adheridos. “A los 7 días, las mamás con sus bebés vuelven a su primer control con el pediatra y si gustan, nosotros estamos totalmente disponibles para aclarar cualquier duda o entregar información pertinente respecto de diferentes temas”, dijo.

Cabe señalar que en Clínica Andes Salud Chillán las madres se sentirán apoyadas durante todo el proceso de hospitalización. “Contamos con distintos protocolos que nos ayudan a que sea una estancia segura, sobre todo en este tiempo de pandemia”, afirmó la subgerente de enfermería.

VISIÓN MÉDICA

Por su parte el Dr. José Luis Lama, gineco-obstetra, se refirió a algunos aspectos importantes en lo que corresponde al proceso del embarazo y parto.

¿Cuáles son los controles previos que se deben realizar?

Lo primero es citar a la paciente al control preconcepcional, es decir, previo a que ella vaya a tomar la decisión de embarazarse hacemos una serie de exámenes de laboratorio para determinar que no tenga problemas de ningún tipo y le entregamos diferentes informaciones para que vaya conociendo cada uno de los aspectos del embarazo: en qué van a consistir los controles, las vitaminas que deben tomar para prevenir la anemia, la descalcificación de los huesos y malformaciones, entre otros.

¿Cómo es la preparación para el parto?

Se deriva a la embarazada a la kinesióloga experta en piso pélvico que atiende en la clínica, para que comience con su preparación, enseñándole el tema de los pujos, cómo preparar la respiración, entre otras cosas.

Asimismo, la futura mamá se controla con la matrona, quien le informa aspectos importantes respecto del trabajo de parto, para determinar si será natural o por cesárea, la anestesia que se utilizará en el parto, por nombrar algunos.

¿De todas maneras, siempre hay algún porcentaje de riesgo?

Así es. Aún cuando debemos considerar que el parto es el momento más sublime del proceso, pueden presentarse una serie de factores riesgosos como insuficiencia placentaria o problemas con el cordón umbilical, por lo que es muy importante que exista un control estricto del trabajo de parto para brindar la máxima seguridad a la embarazada.

Para eso nosotros contamos con matronas que están totalmente capacitadas con el objeto de hacer un buen control del trabajo de parto, apoyándonos en la tecnología, por ejemplo, los monitores de parto que nos permiten ver la dinámica uterina, la evolución de los latidos cardíacos, tanto fetal como materna, la oxigenación materna, etc.

Nuestro objetivo fundamental es tener un control importante de la evolución del embarazo y como resultado, tener un bebé y una madre absolutamente sanos y felices.