Imagenología
Contact Center

Noticias
Andes Salud

¿Qué es una hernia discal y cuáles son sus síntomas?

  14 noviembre, 2023

Pueden surgir por el desgaste natural en la columna relacionado al envejecimiento o por causas secundarias como el tabaquismo, sobrepeso y sedentarismo. ¿Sabes de qué se trata una hernia discal y cuáles son sus consecuencias para tu salud? ¡Infórmate a continuación!

La columna vertebral es una estructura compleja que, entre muchas funciones, actúa como eje y soporte para nuestro cráneo y extremidades, protege la médula espinal y estructuras neurales que nos permiten realizar actividades cotidianas como estar de pie, caminar, correr, saltar e incluso el adecuado control de nuestro esfínter. 

 

Está formada por 33 vértebras y entre cada una de ellas se encuentran los discos intervertebrales, que actúan como verdaderos amortiguadores. Por distintos factores, estos discos pueden dañarse generando hernias discales, una condición muy común que puede afectar a entre hasta un 30% de la población general. 

 

“Los discos intervertebrales están formados por una masa gelatinosa llamada núcleo pulposo, que a su vez está envuelto en un anillo fibroso que lo mantiene en su lugar. La pared posterior de este anillo es más frágil, por lo que puede romperse y dejar que sobresalga el núcleo pulposo. Los síntomas de la hernia discal se deben a la compresión o irritación de las raíces nerviosas”, explicó Gonzalo Fortuño  , Neurocirujano de Columna de Clínica Andes Salud Chillán.

Las hernias discales pueden presentarse a cualquier edad, siendo más frecuentes entre los 30 y 50 años y muy infrecuentes en menores de edad. Afectan más comúnmente a la zona lumbar, aunque también pueden estar en la región cervical y menos frecuentemente en la región dorsal.

 

¿Qué síntomas se asocian a una hernia discal?

 

Es importante saber que las hernias discales no siempre se manifiestan con síntomas, diferenciando que, si bien son una entidad relacionada al desgaste del disco, tiene un perfil diferente a las llamadas “discopatías”, que son aún más indoloras y frecuentes en la población general. Como señaló el especialista, “la degeneración del disco puede ser indolora o solo manifestarse por dolor lumbar, los síntomas atribuibles a una hernia discal propiamente tal corresponden a los gatillados por la compresión o irritación de habitualmente una, pero en ocasiones varias raíces nerviosas, pudiendo generar pérdida de su función transitoria o definitiva,”.  

 

Sin embargo, en muchos casos, provocarán señales de alerta que pueden variar según la ubicación de la hernia, o sea, en qué vértebra se desarrolla, siendo las más comunes entre la cuarta y quinta vértebras lumbares o la quinta lumbar y la primera sacra. 

 

Los síntomas de las hernias discales, frecuentemente incluyen: 

 

  • Ciatica o dolor irradiado a una pierna: Es la manifestación principal, se distribuye en el trayecto que recorre el nervio afectado pudiendo llegar al pie o muslo.

 

  • “Dolor de nervio” o neurítico: Causada por la irritación o compresión del nervio, produciendo un tipo particular de dolor tipo “eléctrico”; “hormigueo”; “quemadura”; «alfileres y agujas» o incluso entumecimiento o adormecimiento de una zona controlada por el nervio. 

 

  • Debilidad muscular: Cuando existe una compresión severa de un nervio, este puede perder su función de manera total o parcial, lo que se manifiesta por pérdida de la fuerza de un grupo de músculos o la pierna. El músculo afectado con mayor frecuencia, es el que permite levantar la punta del pie y el dedo gordo.

 

  • Dolor lumbar: Es frecuente que se asocie dolor lumbar o “lumbago” ante la presencia de una hernia discal, debido al daño del anillo del disco, sin embargo, uno puede presentar una hernia sin tener dolor de espalda y solo con manifestación neurológica.

 

  • Pérdida de control de esfínter o de caminar: De manera muy infrecuente, existen casos graves con herniaciones muy grandes, que pueden generar la perdida del control de la orina y defecación, incluso de caminar, debido a la compresión de múltiples nervios en el interior del conducto raquídeo. Esto es una emergencia médica y debe ser resuelta cuanto antes.

 

¿Cómo se diagnostica y cuál es el tratamiento? 

Si existen síntomas y/o factores de riesgo, como edad avanzada, predisposición genética, sobrepeso, sedentarismo, tabaquismo o trabajo físicamente exigente, consultar con un especialista es fundamental para una detección y diagnóstico certero, ya que el espectro de patología de columna es muy amplio. 

 

Ante sospechas, el médico tratante podrá evaluar los antecedentes médicos del paciente, realizar un examen físico para analizar la fuerza, sensibilidad, reflejos y amplitud de movimientos y recomendar la realización de exámenes imagenológicos, como: 

 

  • Resonancia magnética, que permite diagnosticar con mayor certeza hernias discales
  • Radiografías y TAC, que permiten evaluar también la calidad de hueso y otras causas

 

En cuanto al tratamiento, puede ser multidimensional y depender de si existen o no síntomas, su gravedad y el nivel de afectación de las raíces nerviosas. Generalmente se trata de una enfermedad de buen pronóstico de recuperación, por lo que el médico indicará acciones terapéuticas conservadoras en primera instancia, en donde el tratamiento de kinesiología es fundamental:

 

    • Uso de medicamentos antiinflamatorios, para reducir el dolor y la inflamación
    • Medicamentos para dolor neuropático, para el dolor generado por los nervios comprimidos
  • Relajantes musculares, para reducir la contractura muscular y la tensión

“La mayoría de los pacientes tendrán buena respuesta al tratamiento con el paso de los días, y solo un pequeño grupo tendrá una mala respuesta con persistencia del dolor o progresión de los síntomas, siendo grave la pérdida de fuerza muscular severa. En estos casos, es frecuente la necesidad de realizar cirugía bajo microscopio o endoscopia, con el fin de retirar el material extruido y liberar el nervio afectado. Una opción alternativa, es la infiltración con medicamentos en torno a la hernia, pero esto solo en casos seleccionados, detalló el médico especialista.  

¿Crees que puedes tener una hernia discal y quieres despejar tus dudas? Recuerda que en Andes Salud, contamos con equipos de especialistas  en cirugía de columna altamente capacitados para orientarte y brindarte el apoyo que necesitas para mejorar tu calidad de vida. ¡Te esperamos!

  Noticias Relacionadas

6 tips para mantener el colesterol en niveles sanos

  23 noviembre, 2023

El colesterol es un lípido esencial para la salud del organismo, pero cuando sus niveles ...

Cálculos biliares y las señales de alerta que debes...

  16 noviembre, 2023

Pueden ser pequeños, como un grano de arena o alcanzar un tamaño importante, similar a ...

Ley Dominga: un avance en el reconocimiento del duel...

  15 noviembre, 2023

La Ley Dominga, promulgada en Chile en 2021, establece un estándar especial en relación con ...

¿Cómo evitar dolores posturales al trabajar?

  10 noviembre, 2023

Si para realizar tu trabajo diario necesitas estar sentado frente a un computador, recuerda que ...

Para estar informado