PIMS: Síndrome Inflamatorio Multisistémico

Sin duda que la presencia, a nivel mundial, del coronavirus SARS-CoV2, causante del Covid-19, que surgió en China a fines del 2019, ha provocado un revuelo sanitario de cuidado. Día a día somos testigos de la cantidad de contagiados y fallecidos, pero desde marzo de esta año, en nuestro país, la atención no fue solo exclusiva de este virus, sino del PIMS (Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico) en niños y adolescentes, que se manifiesta de manera posterior a haber contraído el coronavirus (un 10% de ellos), es decir, es una enfermedad post-infecciosa que se presenta en menores de 15 años, donde el 2% ha requerido hospitalización.

Cabe señalar que todos los centros especializados en enfermedades infecciosas en el mundo, especialmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos empezaron a monitorear esta situación, desde julio del año pasado, y se percataron que es una enfermedad ligada estrechamente al Covid-19, ya que se manifestaba porque algún menor arrojaba positivo en el PCR o bien por haber tenido contacto estrecho con un adulto infectado.

En Chile las normas frente este síndrome son recientes, abril de 2021, cuando la Sociedad de Infectología las dio a conocer y que en Clínica Andes Salud Chillán, parte de la red de clínicas Andes Salud, se han considerado de inmediato. Ahora, ¿Cuál es el escenario nacional? Al 23 de marzo se han notificado 174 casos de PIMS, de los cuales el 60% corresponde a varones y la mayor cantidad de estos niños que enfermaron tenían alrededor de 6 años, y de este grupo fallecieron 3 niños lo que determina una tasa de letalidad de 1,7% (niños hospitalizados fallecidos), mas baja comparada con Estados Unidos, por ejemplo, donde llegó al 4%.

¿Cuáles son los síntomas a considerar por los padres?

Según el diagnóstico sugerido por la Sociedad Chilena de Infectología, los síntomas son los siguientes:

  • Niños menores de 15 años que presenten cuadros de fiebre igual o mayor a 3 días (NO EXISTE PIMS SIN FIEBRE).
  • Aparición de exantemas (erupciones cutáneas de color rosáceo que aparecen generalmente como consecuencia de algunas enfermedades infecciosas).
  • Conjuntivitis bilateral sin secreción purulenta.
  • Inflamación de la boca y de las manos.
  • Presión arterial baja (hipotensión o shock).
  • Alteraciones en el corazón (disfunción miocárdica).
  • Variaciones en la coagulación, lo que propicia trombos o coágulos en la sangre.
  • Compromiso gastrointestinal (dolor estomacal, vómitos y diarrea).
  • PCR mayor de 50 mg/dl y evidencia de infección por coronavirus en el niño y/o en el grupo familiar.

¿Cómo se desarrolla el PIMS?

Estudios al respecto indican que existe un periodo de incubación de la enfermedad de 4 a 6 semanas después de haber tenido contacto con una persona con Covid positivo o haber presentado Covid de forma leve o asintomática.

Se ha visto que hay una relación lineal entre los brotes de coronavirus y la aparición de los casos de PIMS. Cuando la cantidad de casos de coronavirus en la población aumenta mucho, al mes siguiente tenemos la aparición de los casos de PIMS, que fue lo que pasó en Chile. Ahora justamente estamos pasando por un segundo brote, por lo que debemos estar alertas de que los casos de PIMS aumenten de aquí a un mes. 

Tratamientos

Aun cuando el tipo de tratamiento se ve caso a caso, en general en la Unidad de Cuidados Intensivos se utilizan corticoides a altas dosis, inmunoglobulinas y otro medicamento de tipo biológico. 

Recomendaciones para la prevención

  1. Lo primero, aconsejo a los padres a no bajar la guardia. Estar pendientes de cualquier aparición de la sintomatología señalada.
  2. Utilización de mascarillas.
  3. Lavado constante de manos.
  4. Mantener el distanciamiento social.
  5. Vacunarse todos los padres porque, de esta manera, se brindará una mayor protección a los hijos.

Dr. Eduardo Ormeño
Pediatra – Clínica Andes Salud Chillán