Descubra qué es la cirugía artroscópica y cuáles son las lesiones de rodilla más habituales

La cirugía artroscópica es una operación mínimamente invasiva que se realiza haciendo pequeñas incisiones para ingresar una cámara y el instrumental de trabajo necesario. Con ello se obtienen resultados más estéticos que con una cirugía abierta.

Así explica el Dr. Gabriel Acuña -traumatólogo de Clínica Andes Salud Chillán- esta técnica quirúrgica que se utiliza en nuestra clínica y en la que este especialista tiene amplia preparación.

En rodilla se utiliza la cirugía artroscópica para muchos procedimientos, dentro de ellos los más frecuentes son las lesiones meniscales y la rotura de ligamento cruzado anterior, destaca el Dr. Acuña, quien hace hincapié en que estas lesiones frecuentes no son exclusivas de deportistas.

“Los grandes beneficios derivan de lo poco invasiva que es la cirugía artroscópica: mejor y más pronta recuperación, menos complicaciones relacionadas con la cirugía, estéticamente a veces imperceptible”, asegura.


Rotura de meniscos

Respecto a la cirugía de meniscos, el Dr. Acuña explica que las roturas de meniscos “pueden ocurrir en cualquier persona, sobre todo en deportistas que tengan giros bruscos durante su actividad. También pueden ocurrir en pacientes de mayor edad, que con gestos de menor intensidad pueden lesionarse”.

Consultado sobre si es posible recuperarse totalmente de una lesión de meniscos, el traumatólogo asegura que “es posible, sin duda. Nuestra primera labor es tratar de conservar y recuperar la mayor cantidad de menisco posible. Esto se consigue uniendo el menisco roto mediante suturas especiales (puntos) que lo mantienen firme en su lugar. Cuando no es posible suturar, debemos sacar una parte del menisco, siempre intentando conservar lo máximo posible, ya que es una estructura importantísima en la rodilla, que hace las veces de amortiguador, brindando protección a nuestras rodillas, así evitando la progresión a artrosis”.


Ligamento cruzado

Respecto a la lesión de ligamento cruzado anterior el especialista explica que es la segunda en frecuencia. “El ligamento cruzado anterior nos mantiene la rodilla estable y en su lugar. Una vez roto no cicatriza solo, por lo que requiere muchas veces cirugía”.

Señala que la cirugía consiste “en tomar prestado de la misma extremidad un tendón, y éste prepararlo para colocarlo en el sitio donde estaba el ligamento roto. Luego con el tiempo y rehabilitación éste se convierte en un nuevo ligamento dentro de nuestra rodilla, permitiendo al paciente retornar a las actividades que realizaba previamente”.


Equipamiento y experiencia

“En Clínica Andes Salud Chillán contamos con todo lo necesario para realizar estas cirugías. Tecnológicamente tenemos una torre de artroscopía de primer nivel, que nos permite ver con gran definición el interior de la rodilla y así trabajar cómodamente. El personal está altamente capacitado en este tipo de cirugías, que está dentro de las que más frecuentemente se realizan en rodilla”, sostiene el especialista.

Cabe destacar que en Clínica Andes Salud Chillán estas cirugías están consideradas dentro de las cirugías PAD, por lo cual tienen un valor preferencial para los pacientes Fonasa.