Qué es el asma y cómo se controla

El asma es una enfermedad principalmente inflamatoria que se caracteriza por síntomas como tos, silbido en el pecho, dificultad para respirar y sensación de opresión en el pecho, los que son recurrentes o repetitivos y suelen manifestarse cuando hay factores externos que gatillan una crisis.

Según explica el Dr. Elías Kassisse, pediatra de Clínica Andes Salud Chillán –parte de Andes Salud- , las personas con asma suelen tener una predisposición genética, ya que “la mayoría de los pacientes, no todos, tienen algún familiar que sufre de la misma condición”. A esto se suma un componente alérgico que también aparece en la mayoría de los pacientes asmáticos.

Crisis asmáticas

El Dr. Kassisse aclara que “cuando uno habla de exacerbaciones o desencadenantes del asma hay relación con los alérgenos como el polvo y el ácaro del polvo, que causa gran parte de los cuadros alérgicos no sólo para el asma sino también para la rinoconjuntivitis. Están también los alérgenos que son producto del pelo, la caspa y la saliva de los animales, especialmente perros y gatos. Junto a ello están las condiciones de mala ventilación y hacinamiento, pero también hay otro condicionante mucho menos frecuente, que son los alimentos”.

Asimismo el esfuerzo físico, explica el pediatra, puede causar una exacerbación del asma. “Las personas que al iniciar una actividad física comienzan con dificultad para respirar, tos, sensación de opresión en el pecho, silbidos en el pecho. Eso es asma inducida por el ejercicio”.

Un punto muy importante que impide que el asma se pueda controlar correctamente es “la exposición al humo del cigarrillo, las personas fumadoras pasivas tienen ese riesgo de mantener el asma sin control.  Aún estando la mamá embarazada, ya sea ella fumadora o que esté expuesta al humo, esto representa para su bebé otro factor de riesgo”.

El Dr. Kassisse agrega que entre los factores no alérgicos que desencadenan el asma están las infecciones respiratorias que son más comunes en épocas de frío en nuestro país.

Tratamiento

El tratamiento del asma está enfocado a que los pacientes no lleguen a sufrir crisis. “Dentro de los objetivos del control médico lo que queremos es que el paciente no tenga crisis, que tenga una calidad de vida adecuada, que pueda salir a jugar, a correr, a andar en bicicleta. Este control garantiza también que no haya efectos adversos con los medicamentos. Nos sirve para hacer prevención futura, evitando las exacerbaciones del asma y la posibilidad de efectos nocivos de los medicamentos”, explica el Dr. Kassisse, enfatizando que en la actualidad se usan medicamentos de control y para responder a las crisis se aplica “salbutamol  en combinación con otros medicamentos como corticoides inhalados que cuando se utilizan con cámara espaciadora y en las dosis correctas son de alta seguridad”.